Endondoncia

¿Tienes dolor ocasionado por caries profundas?

Gracias a la endodoncia podemos eliminar el dolor causado por caries y así poder salvar sus piezas de una posible extracción. Este tratamiento se conoce popularmente como “matar el nervio”. Consiste en la extirpación del paquete vásculo-nervioso que se encuentra en el interior del diente y es el causante del dolor dentario. Este tratamiento salva al diente de tener que ser extraído y es necesario cuando la pulpa dental esta infectada, presenta una inflamación irreversible o una necrosis pulpar (muerte pulpar).

Algunos síntomas que pueden presentarse en una pulpa afectada son dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frio o al calor, cambio de coloración del diente, entre otros. Por medio de unos instrumentos especiales el especialista limpia el interior del diente dejándolo libre de infección. Cada diente tiene en su interior una red de vasos que se distribuyen dentro del diente formando una red de conductos. La endodoncia pretende limpiar cada conducto y dejar el diente apto para su posterior restauración. El tratamiento de endodoncia se hace bajo anestesia local. El paciente no siente dolor alguno durante el tratamiento. Solamente en algunos casos, al pasarse el efecto de la anestesia se refiere una ligera sensación de molestia en la zona, que se pasa a los 2 ó 3 días. Para reducir estas leves molestias se receten analgésicos y anti-inflamatorios.